Bío

¿Qué es Seiklus?

Seiklus es un ensemble de saxofones que pretende aportar una nota innovadora y original al panorama de la música de cámara actual. Lo forman ocho jóvenes músicos profesionales, con larga trayectoria en diferentes formaciones camerísticas y gran experiencia en la interpretación en general.

 

Origen y Creación

Seiklus nació, como tantas otras cosas, de forma espontánea, en torno a una mesa en la que varios de sus actuales componentes compartían unas bebidas. Corría el verano de 2012. Una cosa llevó a la otra, y al final la idea cuajó: con un poco de empeño y esfuerzo, entre todos podrían reunir a los músicos y partituras necesarios para realizar un primer encuentro. Esta fórmula se consideró la mejor para concentrar el trabajo y ahorrar en dietas y transportes: la inmensa mayoría aún estaban estudiando, y los recursos económicos no sobraban. El primer encuentro se realizó durante la Navidad de 2012, realizándose conciertos de presentación en dos municipios de la provincia de Ciudad Real. A pesar del carácter "experimental" del encuentro, las sensaciones fueron lo suficientemente buenas como para decidir dar continuidad al proyecto.

 

Primeros pasos:

Durante los siguientes encuentros el grupo continuó su evolución, probando con diferentes repertorios. Algunos compañeros fueron yendo y viniendo, puesto que ya se sabe que en este mundo nuestro no siempre se precisa de la suficiente estabilidad profesional para apoyar un proyecto de forma continuada a medio/largo plazo. El ensemble entonces se pudo probar en diferentes tipos de escenarios y repertorios, trabajando así mismo factores imprescindibles en música de cámara: afinación, fraseo, técnicas de interpretación en conjunto sin director, etc. El repertorio en esta etapa fue de los más variado, incluyendo transcripciones y obras originales. En cuanto a estilos, se trabajó desde el Barroco, pasando por los Nacionalismos del siglo XIX y hasta llegar al Minimalismo de Steve Reich o la creación contemporánea.

 

¿Y ahora...?

El ensemble afronta en nuestros días una nueva etapa, que goza de la madurez adquirida a lo largo de varios años de encuentros, convivencia y conciertos. Tras la estabilización de la plantilla, cerrada en ocho atriles (prescindiendo del saxofón bajo), el grupo decide apostar por el trabajo de proyectos temáticos y la creación de un nuevo repertorio. Dos apartados que serán tomados como puntos de apoyo imprescindibles para asegurar el crecimiento y consolidación del ensemble a nivel artístico y musical.